¿Sabes cómo cuidar tu voz? Disfonías, nódulos vocales.

Actualizado: 25 ago


¿Sabías que acciones como hablar en susurro o tomar caramelos de menta cuando nos quedamos sin voz perjudican todavía más nuestra calidad vocal?


En la semana del día internacional de la voz, queremos hacer una mención especial a todos aquellos que trabajáis con vuestra voz como herramienta fundamental. Se tiende a pensar que los profesionales de la voz son cantantes o personas que trabajan en radio o televisión, pero no es así. Se considera profesional de la voz a toda aquellas personas que necesitan su voz para desempeñar su trabajo, bien sean profesores, comerciales, atención al público etc.

En siguientes artículos veremos algunas nociones básicas para que podáis observar cuál es vuestro patrón de voz y si la estás utilizando correctamente. Pero hoy queremos dejaros unas pautas muy básicas sobre cómo cuidar vuestra voz. Ante todo, tenemos que saber que no hay voces buenas y voces malas, sino que ésta dependerá de cómo la cuidemos. Si al finalizar tu jornada laboral o después de una charla con un amigo notas cierta fatiga en tu garganta, necesidad de carraspear para aclarar tu voz o llegas a padecer una disfonía, no tienes que aprender a vivir con ello, simplemente conocer cómo funciona este valiosísimo instrumento.



Evite carraspear y toser habitualmente. En su lugar, bostece para relajar la zona, trague saliva lentamente o beba un poco de agua.

También ayuda la utilización de humidificadores o cuencos con agua en radiadores.


No utilizar caramelos de menta cuando notamos que nos cuesta hablar.

Además de resecar nuestra mucosa laringea, nos produce un efecto anestésico momentáneo que nos hará seguir utilizando nuestra voz aunque ésta nos esté dando señales de que algo va mal, pudiendo desdencadenar en un daño en nuestras cuerdas vocales. En su lugar, podemos tomar caramelos de miel y limón.


Evite tensar el tórax, hombros, cuello y/o laringe al respirar. Es importante que el cuerpo se mantenga alineado y relajado, con respiración natural, deje que el abdomen se mueva y el diafragma realice el esfuerzo de regular la salida del aire.


Evite usar habitualmente sonidos no convencionales (silbidos, gruñidos,chillidos) o hacer imitaciones.Si es inevitable, aprenda a realizar imitaciones sin forzar la laringe, hidrate la laringe y tome un tiempo de reposo vocal.Aprenda a variar la entonación y mejore su coordianciacíon fono-respiratoria


Evite utilizar el susurro ante una disfonía o por un tiempo prolongado en una conversación.Cuando sufrimos de disfonía nuestro cuerpo nos indica que algo está funcionando mal, por ello lo más recomendado es reposo vocal o intentar hablar lo más cercano a la norma. Si ésta disfonía persiste mas allá de una semana o siempre aparece después de alguna charla o encuentro con amigos, es imprescindible visitar a un otorrino.


Evite hablar en entornos ruidosos, elimine el ruido de fondo o espere si esto no es posible a que se reduzca, hable cerca (cara a cara) de la persona que está escuchando.


Las comidas fuertes, picantes y el exceso de sal que irritan la mucosa laríngea. Aumente el consumo de frutas, verduras y zumos naturales.

.

Mantener una postura encorvada o desequilibrada también afecta a nuestra laringe. Mantenga una postura equilibrada y vertical. Estire y fortalezca la musculatura corporal

diariamente.


Nieves Molina . Logopeda Coordinadora LaRueda

25 visualizaciones0 comentarios